Bolivia sigue sufriendo los efectos el supuesto cambio climático, sobre todo en temas de sequía, aumento de temperatura y deshielo de sus grandes cumbres, que es algo que no hace falta que nadie lo diga, porque los agricultores lo siguen sufriendo y con el paso de los año todo irá a peor, por lo que los cultivos no serán tan buenos como estos años y costará mucho más que salga la cosecha adecuada, porque el tiempo es muy cambiante y estas condiciones no son propicias para que los cultivos de Bolivia sean correctos.

bolivia.jpg

Por el momento Bolivia sigue tratando de hacer todo lo posible por frenar las consecuencias de este cambio climático, porque si las temperatura siguen subiendo, el agua se evaporará de una manera más acelerada y también los cultivos se quedarán sin agua, además de que habrá una sequía generalizada por todo el país, que afectará a las economías de los agricultores, precio de todos los alimentos de Bolivia y también afectará al bolsillo de los bolivianos, por lo que las consecuencias son muchas y muy graves.

Estas actuaciones del gobierno de Bolivia van encaminadas a reducir la aceleración del cambio climático, que se deja notar en Bolivia, sobre todo en temas de lluvia y demás, así que es muy importante que otros países de la zona contribuyan de igual manera, para que esta zona pueda estar prevenida contra el cambio climático y asegurar que la velocidad con la que normalmente actúa, sea menor. En pocos años Bolivia podría tener problemas para las cosechas y el precio de los alimentos podría subir drásticamente.

Foto|Photobucket